7 Razones para vivir sin deudas.

7 Razones para vivir sin deudas. Previous item 2 Tratamientos efectivos... Next item 10 Prendas Básicas que no...

7 Razones para vivir sin deudas.

En nuestro mundo actual es muy común vivir con deudas y lamentablemente la mayoría de nosotros piensa que esto es normal. Esto es gracias a que el sistema financiero se ha encargado de hacernos creer que si no tenemos deudas no somos sujeto de ningún crédito, lo cual siempre me ha parecido absurdo pues al no tener deudas los ingresos son mayores, desafortunadamente no todos piensan igual que yo.

Según el sistema, si no tienes deudas, los prestamistas no tienen forma de comprobar tu solvencia de pago y por lo tanto no eres nadie, sobre todo aquí en Estados Unidos donde el endeudamiento se mide a través de una puntuación crediticia, donde DEBES tener deudas para ser considerado persona de fiar; mientras más alto sea el puntaje, mejor.

El asunto es que muchas personas no saben diferenciar entre “deudas buenas” y “deudas malas”. Las primeras son necesarias para este tipo de puntajes que nos ayudan a que eventualmente podamos tener aquellas cosas que están fuera de nuestro alcance económico (a menos que seamos Bill Gates, nadie va a tener en su cuenta de banco miles de dólares para comprar una casa en efectivo) o para iniciar esas inversiones que nos aportarán grandes beneficios a futuro. Sin embargo, las “deudas malas” son aquellas que adquirimos sin ningún plan de pago y se nos crecen a tal punto que no sabemos qué hacer con ellas.

Así que mi post de hoy se enfoca en motivarte a que te liberes de esas deudas no saludables, dándote unas cuantas razones de porque vivir sin ellas es la mejor opción a corto y largo plazo.

  1. Creas ahorro: Esta es la razón principal por la cual es bueno vivir sin deudas. Si el dinero que generas para pagarlas fuera a una cuenta de ahorros, no solo ganarías intereses en vez de pagarlos, sino que estarías creando un fondo que puede servirte en el futuro para cualquier plan: educación de tus hijos, retiro, comprar una casa, invertir en un negocio, etc. El cielo es el límite en este caso.
    ID-100275337

    Photo by Feelart. FreeDigitalPhotos.net

  1. Puedes renunciar a los trabajos extra: Cuando nuestros ingresos no son suficientes lo primero que hacemos es recurrir a esos “trabajitos” que nos ayudan a llevar unos cuantos centavos más a casa, pero a menos que sea algo que te apasione, nadie quiere estar trabajando doble o triple simplemente por pagar deudas, en todo caso lo ideal es hacerlo con el objetivo de ahorrar. Libérate de las deudas y los fines de semana no tendrán que ser de esclavitud total.
  1. Vivir del presente: No necesitas estar preocupado porque el dinero que llegue hoy se vaya mañana, estar libre de deudas te permite satisfacer los deseos y necesidades del momento, sin sufrir por las consecuencias de la mala administración del pasado.
  1. Lujos sin remordimiento: No se dijo que vamos a vivir en la opulencia, pero al estar solventes de deudas podemos darnos pequeños lujos sin morirnos de remordimiento después. Tu dinero es tuyo y de tu familia en vez de ser de los acreedores.
ID-10080473

Photo by stockimages. FreeDigitalPhotos.net

  1. No estrés: ¿Sabías que una de las razones por las cuales la gente vive estresada es precisamente por las deudas? Esto no solo te desanima emocionalmente también puede ocasionarte problemas graves de salud. Al llevar unas finanzas saludables tu condición mejorara automáticamente, ya lo verás.
  1. No heredas deudas a tus hijos: Mi esposo siempre me dice que nuestro arduo trabajo será disfrutado más por nuestros hijos que por nosotros mismos y tiene toda la razón. Lo que más deseamos todos los que somos padres es dejar asegurado el futuro de nuestros hijos, al estar libre de deudas no solo nos encargamos de eso, sino también de crear la cultura de libertad financiera a nuestras futuras generaciones, rompiendo así con los ciclos de pobreza y endeudamiento.
  1. Puedes dar a los demás: He aprendido que hay solo tres cosas que se pueden hacer con el dinero: gastarlo, ahorrarlo o regalarlo. ¿Porque no compartir tus logros con alguien que más lo necesita? La satisfacción de dar a los demás es la mejor recompensa al final del día. Y no se trata solo de regalar el dinero porque sí; dona a una buena causa, genera un empleo, dale un empujón a quien no tiene nada. Una simple acción puede hacer la diferencia en alguien más.
ID-100201446

Photo by winnond. FreeDigitalPhotos.net

**Salir de deudas no es nada fácil, es un proceso lento pero con propósito. En una próxima entrada les compartiré algunos consejos para lograr este objetivo. Gracias por leernos, recuerda dejar siempre tus comentarios.

1704E5AEA267824B76F460C8DDD05E9F

Share
Share