Blog,Educando en familia,Familia y hogar,Historias personales

¿Cómo ayudar a los niños a superar la perdida de una mascota?

En mi casa somos amantes de los animales, por lo que lidiar con la pérdida de ellos es algo a lo que eventualmente debemos enfrentarnos. Lamentablemente nunca pensamos en este tema hasta que se nos llega el momento de abordarlo. Y eso es lo que paso hace poco en mi familia, cuando la tortuguita de mi hijo se nos extravió. Si bien no fue una pérdida por muerte, mi hijo reaccionó de la peor manera, nunca lo había visto así de triste.

 

Me extrañó mucho porque ya antes habíamos perdido otras mascotas (y esta vez sí por causa de muertes) y nunca le había afectado tanto como esta vez. También por su corta edad no entendía mucho el concepto de la muerte, por lo tanto, su reacción era diferente. Además, creo que los niños llegan a crear un lazo muy especial con sus mascotas, a veces más fuerte con unas que con otras, y aunque no lo comprendamos este vínculo puede llegar a ser muy especial para ellos.

Así que después de varios días de búsqueda sin ningún resultado positivo me tocó hablar con él muy seriamente y aceptar la idea que nuestra “tuguita” no regresaría jamás. Fueron varias horas de llanto y subsecuentes días de mucha tristeza para él, pero poco a poco ha ido superando su “pérdida”.

He de decir que no ha sido nada fácil ni para él ni para nosotros sus padres que lo hemos visto sufrir. A veces no logramos entender el dolor que los niños pueden llegar a sentir con estas cosas porque esperamos que reaccionen como nosotros los adultos.

 

Es por eso que hoy quise hacer este post para tratar de apoyarte, si estás viviendo una situación similar, a cómo ayudar a tus pequeños a manejar esas pérdidas basado en mi experiencia personal.

 

Se honesto

Primero que todo, diles la verdad. A veces, por la edad de los niños no pueden comprender del todo que significa que su mascota “se haya ido”, así que trata de explicarlo según su nivel de madurez. Sin embargo, no mientas o hagas promesas diciendo que el animalito regresará pronto o que ya aparecerá, si sabes que no es posible. Porque eso en lugar de ayudarlos puede crear una frustración y dolor aún más grande en el futuro.

Deja que expresen sus sentimientos

Todos los seres humanos reaccionamos diferente ante situaciones difíciles, sobre todo los niños. Puede haber llanto, tristeza, aislamiento o incluso enojo por la pérdida de un animal y debemos dejarlos que lo expresen; y muy importante también, validar esos sentimientos, de manera que sepan que está bien sentir dolor.

Da mucho amor y consuelo

Son estos momentos donde sentir tu apoyo es de mucha importancia para los niños, así que hazles saber que estás ahí y que cuentan contigo.

No reemplaces a la mascota

Creo que hacerlo de inmediato no solo da el mal mensaje que los animales pueden ser remplazables fácilmente, sino que el niño necesita vivir su “duelo” primero antes de volverse a involucrar sentimentalmente con una nueva mascota; cuando el niño esté listo, el mismo lo va a expresar. Una vez decidas hacerlo,  recuerda introducir este nuevo miembro de la familia no como un reemplazo sino como un “amigo” con el cual deberán crearse nuevas relaciones y nuevos recuerdos, que no se compararan jamás con los vividos con la mascota anterior.

 

Despedirse ayuda

Puede ser por medio de un funeral en casa, contar anécdotas bonitas y divertidas, hacer una carta o un álbum especial para el animalito, etc. Cualquier cosa que los ayude a hacer un cierre es muy importante y les ayuda a decir adiós, sobre todo si no tuvieron la oportunidad de hacerlo.

 

 

Recuerda que cada niño vive su duelo de forma diferente, solo apóyalos y dales mucho amor durante el proceso. Después de un tiempo recordar a esta mascota no será más algo triste sino un motivo de reflexionar sobre lo maravilloso que es amar y cuidar a esos animalitos que comparten y alegran nuestras vidas.

 

Share

Podría interesarte...

Dinos lo que opinas!