Blog

¿Cómo fomentar valores en casa?

“En casa se aprenden los valores y principios, en la escuela ponemos en práctica lo aprendido”

 

Lo anterior es una frase muy común, muy conocida, pero sobre todo muy cierta, como padres de familia estamos enfrentando un reto muy grande ¡la pérdida de principios y valores en la sociedad!, la base de la sociedad es la familia, es donde se tienen que fomentar los valores, con este escrito no entraremos en las teorías sobre los tipos de valores que debemos fomentar en casa, pues tenemos valores cívicos, morales, religiosos, afectivos, intelectuales, entre otros, sino, más bien, te daremos algunas ideas de cómo contribuir a que en tu familia la práctica de los valores sea algo natural, fluido y sin presiones.

 

  1. El modelaje, ya en otras entradas, por ejemplo “¿Cómo educar a mi hijo?” hemos hablado sobre el modelaje, es decir, los niños aprenderán lo que sus padres hagan en casa, la mejor forma de enseñar, es con el ejemplo. El aprendizaje de “las palabras mágicas” es mucho más fácil hacerlo de forma natural en casa “Por favor puedes traerme la toalla”, “Gracias por pasarme la sal” , “¿Puedes prestarme tus colores por favor?” entre los padres o responsables familiares y los niños, se debe fomentarse el “por favor” y el “gracias” en todo momento, así como el saludo, dar los “buenos días”, “buenas tardes”, “buenas noches”, saludar al entrar a un lugar o despedirse al retirarse son prácticas que se aprenderán mejor si ellos ven que nosotros las hacemos, me encanta que nuestro hijo diga “decime gracias mamá” y él lo utiliza, cuando no lo hace utilizo la frase “no escuché el por favor” o “mi amor no te escuché el gracias” con eso estamos reforzando su aprendizaje y cuando lo hace correctamente es bueno que le reconozcamos. Finalmente, es importante que “las palabras de cortesía” estén presenten en el día a día “con permiso”, “¿puedo pasar?”, “¿qué manda?”, si en los primeros años inculcamos esto, esperamos llegarán a adultos siendo educados y corteses.

Sobre todo…dirígete con palabras amables siempre que visiten a la familia o amigos, muestra tus modales en un parqueo, al saludar un vigilante en el centro comercial, a la persona que labora en casa contigo, entre otras acciones. Recuerda:

“NO PUEDES EXIGIR ALGO QUE TÚ NO HACES”

Lustrando los zapatos de papá, una colaboración natural de su parte, es algo que ha visto y lo hace con mucha emoción.
  1. Frases que fomenten valores, “Piensa, lo que le hagas a otros que sea algo que a ti te gustaría que te hicieran”, fomentar el respeto es algo que también inicia con las buenas prácticas en el hogar, todos los miembros de la familia deben mostrar respeto por el otro, al momento de hacer bromas, jugar, platicar, el respeto debe estar presente, los niños por naturaleza tienden a interrumpir las pláticas, se debe trabajar en eso desde pequeños, para evitar que lleguen a grandes con esas conductas, utiliza frases como “estoy escuchando a papá, no puedo escuchar a ambos, ya será tu turno”, incluso puede ser que en algún momento te toque decirle a tu pareja u otro adulto “permíteme que estoy escuchando a mi hijo, ya te pondré atención”, la frase que he colocado al inicio de este numeral ayuda en todo momento con la práctica del respeto.
  2. Exprésate en casa como esperas que tus hijos lo hagan, también debes cuidar cómo te expresas de otras personas, los niños, por muy pequeños que sean, aprenden todo, aprenderán cómo te expresas de otros, usualmente entre adultos se comete el error de criticar, hablar mal de otros, expresarse con frases inadecuadas, entre otras acciones, deberás evitar eso, los niños que son parte de prácticas de bullying usualmente utilizan frases que los papás ocupan “el tufuso” “la piojosa” “el gordo panzón” “la cae mal” “el inflado” “la creída”, recuerda, si otras personas se expresaran así de tus hijos no te sentirías cómodo, fomenta la frase del numeral 2.

  1. Fomento de empatía, tolerancia y servicio siempre debemos hacerle ver a nuestros hijos sobre la condición de “otros” con esto también contribuimos a que aprendan a ser agradecidos, te sugiero “Reto 30 días de gratitud” puede ser una buena actividad para desarrollarla en familia y analizar de una forma objetiva algunos problemas sociales. Además debemos ayudarles a ser tolerantes, a trabajar sus emociones, a ser pacientes, hablarles en un tono agradable, también el espíritu de servicio es algo que podemos ayudarles a trabajar desde su niñez “¿me puedes ayudar con…?”, “¿hijo me puedes recoger esto…?” “¿me ayudas a hacer limpieza?” frases que vayan contribuyendo a que él se involucre en casa, así lo replicará en la escuela y en la comunidad.

Otros valores y principios que puedes fomentar en casa son:

  • Asistir a la iglesia en familia, desde muy pequeños, aunque sea difícil que estén “tranquilos” debes involucrarlos en las actividades de la iglesia, si no lo haces desde su infancia ¿cuándo esperas enseñarle?
  • Cuido al ambiente, es parte de un compromiso, un amor al cuido del ambiente y la naturaleza, siembra una plantita, que sea su responsabilidad su cuidado, oriéntalo en casa con la práctica de la separación de desechos, por lo menos lo básico: plástico, papel y latas, enséñale también que la basura que genera es responsabilidad suya “tú lo generas, es responsabilidad tuya deshacerte de eso”. El problema de la basura en nuestra sociedad no es responsabilidad de nadie más que de cada uno de nosotros y de la forma que eduquemos a los niños.

  • El respeto al adulto mayor, cuidar, respetar y amar a los adultos mayores es una práctica que en nuestros tiempos se está perdiendo, enseñarles a nuestros hijos ese respeto es algo que les servirá para toda su vida, no solo a sus abuelos, que son un regalo, sino, a todos los adultos mayores que estén en su entorno.

Finalmente, recuerda hacer fila cuando sea necesario, no sobrepases en tráfico para “ganar tiempo”, mejor gana respeto de tus hijos enseñándoles con tu ejemplo, fomenta prácticas de honradez, honestidad, ellos te lo agradecerán y tú te sentirás mucho mejor.

No debemos esperar que en la escuela nuestros hijos aprendan lo que en casa debemos enseñar, la práctica de valores y principios es algo que es responsabilidad nuestra y es por ello que debemos diseñar las estrategias necesarias en casa para contribuir a tener una mejor sociedad, pues recordemos

“La familia es la base de la sociedad”, en nuestras manos está la educación de los niños, no permitamos que el problema continúe, seamos parte de la solución y promovamos prácticas que se sumen a estos esfuerzos.

¿Y tú, de qué forma lo haces en casa?

También puede interesarte:

“La importancia de los abuelos en la vida de nuestros hijos”

Share

Podría interesarte...

Dinos lo que opinas!