Alimentación del bebé,Blog,Consejos para mamá,Cuidado del bebé

¿Cómo lograr lactancia materna exclusiva?

El proceso de la maternidad es una de las experiencias más maravillosas que podemos vivir, este proceso se acompaña de ciertos rasgos característicos que pueden volverla no tan llevadera como esperamos, en una entrada anterior “El último trimestre” ya les comentaba acerca de ese tema, finalmente se da la llegada de nuestros pequeños y surge la pregunta que todas las personas hacen cuando te visitan “¿y te baja suficiente lechita?”

Con mi primer hijo, no tuve la oportunidad de alimentarle con lactancia materna exclusiva, las razones por las cuales no lo logré son muchas, pero esta vez quiero enfocarme en lo positivo en lo que SÍ es posible y cómo ayudarte a lograr eso.

Mi segunda hija nació el 7 de mayo de 2018, fue un parto complicado, nació con 36 semanas, pesando 5.12 libras y midiendo 48 cm, pero gracias a Dios tanto ella como yo estábamos de alta el día 9 de mayo, desde que estuve en el hospital las enfermeras me sugerían “póngasela, aunque no sienta que le salga” de forma maravillosa, ella comenzó a reconocer su fuente de alimento y a querer estar con el pecho.

Recién nacida, 5.2 libras, 48 cm

Los dos primeros días, le di fórmula, sin saber que ella no necesitaba eso, según yo, no me estaba bajando leche, los dos primeros días, incluso tres, solo se produce el calostro, y es lo único que nuestros bebés necesitan, pero al tercer día ¡logrado! ¡La leche comenzó a fluir! comencé a sentir la bajada de la leche, dolor en los pechos, dolor en la espalda, me sentí un poco irritada, como si fuera a darme calentura y desde ese momento hasta la fecha que escribo esto (agosto 2018) mi hija continúa alimentándose con leche materna de forma exclusiva, pesando 12 libras y ya mide 60 cm, siendo prematura, es una recuperación espectacular.

Tres meses, 12 libras, 60 cm. Continúa lactancia materna exclusiva

Entonces, ¿qué podemos hacer para lograr esto? El proceso se vivirá de forma diferente en cada mujer, pero de forma general quiero darte algunos consejos que te ayudarán y te permitirán alcanzar el milagro de la alimentación de tus hijos por tu cuenta.

  1. Hidratación, debes mantenerte muy hidratada, por lo menos cuatro litros de agua al día, sumado a eso diferentes bebidas, refrescos naturales, frescos de avena, atole, pero lo fundamental es el agua.
  2.  Estimulación natural, la naturaleza sabe y los seres humanos estamos en la categoría de mamíferos, la estimulación es lo mejor para garantizar que tu producción de leche aumente, entre la semana seis y ocho de mi bebé, experimenté una etapa que llegué a creer que ella estaba necesitando fórmula complementaria pues según parecía ella no se estaba llenando con mi leche, afortunadamente la pediatra de mi hija, la doctora Giovanna Esther Petrocelli, a quien agradezco profundamente, al decirle la situación que mi niña había llorado mucha la noche anterior  y que prácticamente había pasado en el pecho desde las 7:00 de la noche hasta tipo 11:00 p.m., su respuesta fue “póngasela cada vez que pida, está en una transición, mientras más se la ponga más estimulará y fisiológicamente usted estará preparándose para cubrir su demanda, sabremos si necesita fórmula en el control del segundo mes si ella no ha ganado suficiente peso, debería pasar así unas tres noches nada más” y así fue, continúe así por dos días más y luego todo volvió a la normalidad, al llegar al control, se llegó a la conclusión que seguía ganando peso y talla de tal forma que no necesitaba fórmula para complementar. Es muy importante que tu pediatra esté a favor de la lactancia materna exclusiva, te motive y te ayude a lograrlo.

3. Alimentación saludable, la dieta cuando estás lactando debe respetarse, sobre todo por cuidar de tu salud, necesitarás balancear tus comidas para garantizar que estás alimentándote muy bien, también debes seguir las indicaciones del pediatra al pie de la letra, en algún momento deberás evitar algunos alimentos, por ejemplo los lácteos, incluso  pueden prohibírtelos al 100%  y otros alimentos que suelen ser causantes de alergias, aunque te parezca una exageración ¡HAZLO! .

4. Mantén tu mente positiva y confía en ti misma, el estrés puede ocasionar dificultad en tu producción de leche, debes mantenerte relajada y tratar de estar con la seguridad que podrás alimentar a tu bebé al 100% por tu cuenta,anímate a ti misma, confía en ti, con la ayuda de Dios ese milagro lo alcanzarás y te sentirás satisfecha de esto.

Algunas otras recomendaciones:

  1. Cuídate a ti misma, experimentarás mucho cansancio, dolor constante de espalda, puedes tener irritabilidad, tus pezones se lastimarán mucho al inicio, pero todo esto vale la pena, es muy importante que tomes momentos de descanso.
  2. Provisiona, llegará un momento en que tu producción de leche será superior a la demanda de tu bebé, pasará largos periodos durmiendo, sácate leche en esos periodos y provisiona para momentos en que tengas que salir o para preparar tu banco de leche para cuando retornes a tus labores, según la OMS, la lactancia materna exclusiva debe ser hasta los seis meses y mantener la lactancia materna hasta los dos años. Para el almacenamiento te recomiendo que te indagues en las páginas oficiales o en “Mamás Lactantes de Salvadoreñas”, los tiempos generales son: 2 horas a temperatura ambiente, 24 horas en refrigeración, 15 días en congelador de refrigeradora casera y hasta seis meses en compartimiento exclusivo para ello.
Banco de leche, Natalia Serrano, madre salvadoreña.

4. Acostúmbrale al biberón, si eres una madre que también trabajas fuera de casa, tendrás que acostumbrarle al biberón (pacha) llegará el momento que debas dejarlo y será muy duro que no quiera alimentarse, procura sacarte leche y darle al menos una toma al día en biberón (esto a partir de los cuatro meses) antes puedes utilizar otras técnicas como dedojeringa.

5. Conviértete en madre donante, si tu producción de leche supera la demanda de tu bebé, dona tu leche, hay recién nacidos que podrán salvar su vida con tu ayuda. Infórmate y hazlo.

Con la lactancia materna exclusiva no solo garantizas lo mejor para tu bebé, lograrás un ahorro económico, un apego especial, tu bebé se sentirá seguro, te sentirás muy bien al saber que crece y se desarrolla exclusivamente con ese alimento único y especial que brota milagrosamente de tu ser.

¡Anímate! La lactancia materna es el mejor alimento para tu bebé.

 

Revisado por: Karen Castro de Ramirez / Consejera de Lantancia Materna en Mamás Lactantes Salvadoreñas, a quien agradecemos profundamente su apoyo.

 

Share

Podría interesarte...

1 Comentario

  1. […] apoya la lactancia materna exclusiva será tu primer apoyo en la bajada de peso, (puede interesarte ¿Cómo lograr lactancia materna exclusiva?,) pero te aseguro que no es lo único que te ayudará a bajar de peso, todo lo contrario, si te […]

Comentarios cerrados.