¿Cómo lograr que mi hijo coma saludablemente?

¿Cómo lograr que mi hijo coma saludablemente? Next item ¿Sabes que es el...

¿Cómo lograr que mi hijo coma saludablemente?

Esta es una pregunta que como padres nos hacemos constantemente, pues siempre estamos pendientes que la alimentación de nuestros hijos sea balanceada y nutritiva.

Pues les cuento que hace un par de semanas estuve en una charla impartida por una organización de California llamada Healthy Eating donde promueven precisamente eso, la alimentación nutritiva en los niños, y nos dan consejos a los padres de cómo lograrlo.

La charla tenía por tema “La importancia de comer bien” y estaba enfocada más que todo en la etapa de los “Toddlers”, es decir, niños entre 2 a 5 años. Aunque les diré que los consejos aplican para todas las edades, (si lo sabré yo que a pesar que mi hijo ya tiene 8 años, a veces batallo con su forma saludable de comer) pues yo misma he puesto en práctica algunos de estos consejos.

Es por eso que hoy les quiero compartir esta información que me pareció muy útil para todas las mamás que están atravesando por etapas de inapetencia en sus niños o que sienten que no están comiendo saludablemente.

Lo primero que nos dejaron en claro es que nosotros como padres tenemos la responsabilidad de proporcionarle a los niños una alimentación variada y opciones nutritivas; sin embargo, NO es responsabilidad nuestra que coman todo lo que les ponemos o que supervisemos cada bocado que dan, eso lo hace el niño y debemos dejarlo a el que decida sobre que quiere o no comer.

Dicho eso, nos dieron 3 tips super importantes sobre que nos corresponde hacer como padres y que les corresponde hacer a nuestros hijos:

1.

Lo que tú debes hacer: Decide CUANDO van a comer

La mayoría de mamás somos quienes nos encargamos de la cocina, por lo tanto tenemos la facilidad de decidir los horarios de comida. Eso sí, debemos de procurar que sean siempre a las mismas horas y bajo una rutina familiar que permita un ambiente agradable para todos. Además debes establecer el tiempo de duración de dicha comida, para así dejarle claro al pequeño que para todo hay un tiempo determinado.

Lo que le toca a tu niño: Decide si quiere comer o solo va a sentarse a la mesa.

Creo que a todas nos ha pasado que vemos a nuestro hijo jugando con la comida e inmediatamente viene el regaño. Sin embargo, como les decía antes, no es responsabilidad nuestra que el niño coma o no. En estos casos los demás miembros de la familia deben seguir su rutina normal de alimentación y solo permitirle al niño que forme parte del momento de la comida. Si no quiere comer, no lo obligues o lo regañes pues de lo contrario la hora de comer se volverá un castigo.

2.

Lo que tú debes hacer: Sirve alimentos saludables de todos los grupos alimenticios.

Esto incluye proteínas, verduras, cereales, frutas y granos. La idea es proporcionar una alimentación completa que cumpla todos los requisitos de nutrición.

Lo que le toca a tu niño: Elige que comer y que no comer.

Nuevamente recalco la importancia de dejarlos a ellos experimentar con lo que les gusta. Algunos niños preferirán unos alimentos más que otros, pero si ofreces variedad y vas incorporando poco a poco nuevos alimentos, será más fácil para ellos poder experimentar y así comenzar una alimentación balanceada. No los obligues a “comerse todas sus verduras” pues nuevamente caeremos en el efecto contrario de hacerlos sentir que la comida es una obligación más que un proceso natural.

 

3.

Lo que tú debes hacer: Decide en DONDE van a comer.

Esto es una parte muy importante para crear buenos hábitos alimenticios, lo más ideal y lo que siempre nos recomiendan es buscar el comedor. El niño no debe decidir dónde quiere comer, esa es una decisión que le corresponde únicamente a los adultos.

Lo que le toca a tu niño: Elige cuanto va a comer

Por el contrario de la regla anterior, donde el niño no tiene decisión alguna, él si puede decidir la cantidad que quiere consumir. A veces tres bocaditos son suficientes para ellos, y aunque nosotros quisiéramos ver el plato limpio, la realidad es que sus pequeños organismos son muy sabios y saben cuáles son las cantidades que necesitan. Pero OJO con esto, un niño que pasa días sin comer o que de repente pierde el apetito cuando antes comía bien, puede ser síntoma de alguna enfermedad o desorden alimenticio y siempre tiene que ser consultado con un médico. Nosotras como mamás debemos saber diferenciar entre esto y una saludable manera de comer.

Por ultimo les dejo un par de consejos para fomentar las comidas en familia:

  • Plantea una rutina de desayuno, almuerzo y cena que todos puedan seguir y aprovechen ese tiempo para compartir en familia. Si por motivos de tiempo solo puede ser una comida, que sea un momento agradable para todos. De esta manera la hora de comer se convierte en un espacio que los niños esperarán con ansias.
  • Siempre come con tu niño y abandona los teléfonos y otros distractores durante ese tiempo. Que ellos comprendan que el tiempo de comer es precisamente para eso y nada mas.
  • Ofrécele a toda la familia los mismos alimentos de donde elegir. No solo es ahorrar tiempo y alimentos en la cocina, si no que acostumbramos a todos a comer de todo.
  • Nunca obligues o regañes a tu hijo por no querer comer algo en específico o por no querer comer nada, sobre todo si no ha tenidos suficientes buenos hábitos de alimentación. En la medida en que se establezca una rutina, el niño lograra acostumbrarse y comer mejor.

Espero que estos consejos te sirvan para comenzar o mejorar la alimentacion de tus niños

Share

Add Comment

Dinos lo que opinas!

Share