Como sacarles el lado productivo a los videojuegos

Como sacarles el lado productivo a los videojuegos Previous item Pie de limón sin hornear Next item Como cuidar la...

Como sacarles el lado productivo a los videojuegos

Como madres de familia siempre nos preocupamos por la salud física, mental y emocional de los niños. Sabemos que la televisión, la computadora, los videojuegos y la tecnología en general a veces no es del todo productiva para nuestros hijos; es más, la mayoría de pediatras y psicólogos infantiles nos dicen que debemos limitarla a menos de dos horas al día y enfocarnos mejor en otro tipo de actividades (y no podría estar más de acuerdo).

Sin embargo, no podemos negar que los tiempos son muy diferentes a los nuestros cuando éramos niños, al punto que es casi imposible poder vivir sin tecnología. Un estudio del grupo NPD, una compañía estadounidense de investigación de Marketing, revelo hace poco que el 91% de los niños en este país juegan o han jugado alguna vez un video juego.

image

 

Esto lo único que nos indica es que, aunque queramos alejar a nuestros hijos de todo este entorno, no podemos estar totalmente en contra de esto. La mejor manera de hacerlo es buscándole el lado positivo (y hasta productivo) a esta forma de entretenimiento infantil. Aquí te dejo tres ideas de hacerlo según mi propia experiencia y juicio personal:

Edúcalos con diversión:

Si bien es cierto que muchos de estos juegos no tienen ningún tipo de contenido educativo, también hay muchos otros que le apuestan totalmente al aprendizaje infantil. Es más, la tendencia de los últimos años es que estas aplicaciones y juegos contengan más formas de educar a los niños mientras se divierten. Así convertimos una actividad con aparente “contenido vacío” en algo muy productivo para la mente de nuestros hijos.

image

Comparte tiempo de calidad:

A veces nos vivimos quejando de que no tenemos el suficiente tiempo para jugar o compartir con nuestros hijos; sin embargo, me he cachado a mí misma saboteando mi tiempo en la computadora o en el teléfono mientras mi hijo se sienta solo a ver televisión. ¿Porque no convertir esto en algo divertido para ambos? Los niños aman que les dediquemos tiempo, pero además al meternos en ese mundo donde ellos son los “expertos” les da un cierto grado de confianza, pues ellos se vuelven los maestros enseñándonos que debemos hacer para pasar al siguiente “nivel”. Es tiempo que se disfruta mucho, créemelo.

Enseña límites:

Incluso aquellos videojuegos que no están diseñados para educar pueden servir como ejemplo de aquellas cosas que en la vida real no se deben hacer. Los niños son pequeñas mentes que comprenden más de lo que imaginamos y con ejemplos de su cotidianidad podemos enseñarles cómo controlar situaciones, como respetar a los demás e incluso como afrontar consecuencias. Además, con esto les mostramos la diferencia entre fantasía y realidad, y los límites que existen entre ellos.

image

Recuerda que siempre es importante que controles lo que tus niños ven y que trates de alejarlos de las cosas que no aportan nada positivo. Con este post no trato de convencerte que los videojuegos son mejor que cualquier otra actividad más educativa, pero sí de que les des una oportunidad y que trates de encontrar lo positivo en ellos, ya que no podemos negar que forman gran parte de nuestro día a día.

1704e5aea267824b76f460c8ddd05e9f

Share
Share