Descubre si eres una compradora compulsiva y como poder evitarlo

Descubre si eres una compradora compulsiva y como poder evitarlo Previous item Mascarilla hidratante para... Next item Tarjetas de invitación...

Descubre si eres una compradora compulsiva y como poder evitarlo

Uno de los errores más grandes que se comenten a la hora de efectuar presupuestos es no ser realista con los gastos que se tienen, sobre todo con aquellos que se relacionan con nuestro estilo de vida; en otras palabras, con nuestros “gustitos”. De nada sirve presupuestar $40, por ejemplo, en concepto de gastos de vestuario, si al final se van a terminar gastando $100. La idea de crear un presupuesto es tener claro de qué manera se va a usar el dinero para así tener las finanzas bajo control.

El problema a veces no es crear el presupuesto en sí, si no respetar las cantidades que asignamos a cada área. Aquí es cuando entra en juego uno de los mayores dilemas que como mujeres afrontamos: la compra compulsiva. He escuchado a mucha gente decir: “yo soy compradora compulsiva” con tal orgullo, como si fuera una virtud. La verdad es que el ser comprador compulsivo es algo muy serio. Una cosa es que de vez en cuando terminemos comprando algo fuera del presupuesto y otra es que compremos impulsivamente todo lo que deseamos sin importar que; si este es el caso, entonces podríamos estarnos enfrentando a un problema más grave, que no solo puede afectar nuestras finanzas sino toda nuestra estabilidad familiar.

shopping-791585_640

Es por eso que hoy te traigo un pequeño test para saber si en realidad eres o no una compradora compulsiva. Para realizarlo contesta con honestidad las siguientes preguntas:

  1. ¿Buscas ir de compras cuando te sientes triste o enojada?
  2. ¿Te produce placer o alegría verte rodeada de almacenes?
  3. ¿Gastas más de lo que tienes presupuestado?
  4. ¿Sientes la necesidad de comprar cuando hay ofertas o rebajas aunque no necesites lo que se está anunciando?
  5. ¿Usualmente sales de las tiendas o almacenes cargando cosas que no planeabas comprar?
  6. ¿Escondes tus compras de tus familiares o amigos?
  7. ¿Olvidas con frecuencia lo que has comprado?
  8. ¿Te encuentras en tu armario con prendas que aún tienen la etiqueta puesta?
  9. ¿Te sientes culpable después de haber hecho compras?
  10. ¿Dejas de hacer pagos importantes por comprar lo que te gusta?

Si contestaste SI a 4 o más preguntas entonces probablemente eres o estas encaminada a ser una compradora compulsiva.

Entonces, ¿qué hago?

Para empezar, no vivas pensando que comprar compulsivamente es algo bueno. Lamentablemente en el mundo estereotipado en que vivimos, el comprar en grandes cantidades se asocia a poder, riquezas o un status social alto. La verdad es que es todo lo contrario. A menos que seas hija de algún magnate multimillonario, la mayoría de nosotros los mortales trabajamos para comprar lo que queremos, y gastar en cantidades exorbitantes lo único que indica es déficit, deudas y pobreza. Así que lo primero es reconocer que algo estamos haciendo mal y buscar las herramientas para solucionarlo.

shop-sign-1225762

Yo no me considero compradora compulsiva, pero tampoco les voy a mentir que de vez en cuando se “me va el avión” y compro algo que en primer lugar no necesitaba. Así que tengo mi propio sistema para saber cuándo puedo comprar algo que en realidad me gusta mucho; háganse estas 3 preguntas:

  1. ¿Necesito esto?
  2. ¿Voy a utilizarlo en el corto plazo?
  3. ¿Está dentro de mi presupuesto?

Si las tres respuestas son positivas entonces lo compro, sino no. Seguir estas simples preguntas me permite diferenciar entre un simple deseo o una verdadera necesidad. También siempre es bueno hacer una lista antes de salir a algún supermercado o centro comercial con las cosas que necesitamos comprar, de esta manera nos atenemos a lo que tenemos escrito y no terminamos comprando otros artículos innecesarios.

***Recuerda que comprar compulsivamente puede llegar a ser un problema muy serio, si sientes que esta actividad te está consumiendo y no puedes controlarlo debes buscar ayuda profesional. Todo lo que les escribo es de mi propia experiencia y relaciones con otras personas, así que ningún consejo dado aquí sustituye la opinión de un experto. Solo espero que esto les sea de mucha ayuda para mantener unas finanzas saludables. Gracias por visitarnos.***

1704E5AEA267824B76F460C8DDD05E9F

Share
Share