Historias personales, Motivación y estilo de vida

Historia de mi Vida/Rompiendo Cadenas

Este post es parte de mi historia, aunque no contaré anécdotas relacionadas a una etapa de mi vida, sino hablaré sobre lo que ha venido sucediendo en mi familia en todos estos años.

La Frase de “Romper las Cadenas” me la dijo un sacerdote hace muchos años, en una conversación que sostuvimos, y me quedó grabada en mi memoria.

Cuando hablamos de cadenas familiares o generacionales nos referimos a sucesos o hechos que van sucediendo a través del tiempo en una familia, por circunstancias que no se pueden explicar ya que el ser humano es tan complejo.

En mi familia existe la cadena del abandono, en el post anterior les hablé que no fui criada por mis papas biológicos, y que mis papas de crianza no pudieron tener hijos, por lo que ellos desde muy jóvenes criaron a mucha gente.

Mis papas de crianza (mi papa Humberto y mi mamá Angelita) también fueron los papas de crianza de mis tías abuelas, de mi tío y de mi madre biológica, de mi hermana y de mí. Es decir que fueron padres de tres generaciones de mi familia.

Las circunstancias del abandono no las tengo muy claras, por lo que me contaba mi mamá Angelita (todavía soltera) era vecina de mi bisabuela o de su familia y que desde muy pequeña mis tías abuelas y mi abuela se conocían y que en su casa pasaba la mayor tiempo una de mis tías abuela llamada Carmen, ella la cuidaba en todo, por lo que mi tía Carmen llama mamá a mi mamá Angelita (espero no confundirlos con tantos detalles).

Mi abuela materna dejó a mi tío Marvin y a Xiomara (madre biológica) con mi mami Angelita, para irse a vivir a Estados Unidos, por lo que desde muy pequeños fueron criados por ellos.

Y Xiomara nos dejó a mi hermana y a mí.

Cuando era pequeña nunca me afectó el abandono de René y Xiomara porque estaba en un hogar con dos padres maravillosos que me dieron todo su amor, pero a medida que iba creciendo tenía y tengo muchas dudas y preguntas sobre las circunstancia del porqué no pudieron quedarse con nosotros principalmente Xiomara, ya que por la misma sociedad machista que vivimos un hombre puede abandonar a su familia pero una mujer que abandone a sus hijos va contra la naturaleza.

 

Mi relación con mis Padres Biológicos  

René de una u otra manera estuvo presente en mi niñez con algunas llamadas telefónicas, algunas cartas o algunos obsequios, solo una vez le he visto en mi vida, habré tenido unos 8-9 años, y recuerdo que se quedó en casa, del tiempo que estuvo tengo dos cosas gravadas en mi memoria: cuando entraba al baño lo dejaba con olor a su perfume y la imagen del él sentado en el comedor desayunando. Al inicio nos mandaba foto y con ella pude formar algunos recuerdos de su físico. Hace unos 3 años que volví a verlo en otra foto, quede impactada ya que el recuerdo que tenía de él de un hombre joven fue sustituido por un señor ya más maduro.

Su vida es un misterio para mí, nunca le he preguntado por qué no mantuvo una relación más cercana conmigo, podría comprender que con Xiomara se tuvo que divorciar por cosas que solo ellos sabrán, pero que culpa tengo yo de que su matrimonio no funcionó. He intentado muchas veces tener algún tipo de relación, no de padre e hija ya que eso no es posible, pero por lo menos estar en contacto, y más ahora que la tecnología ayuda a conectarse con personas que están lejos debería de ser más fácil, pero en el caso de él no es así. Sus razones tendrá pero yo personalmente no comprendo.

A Xiomara la he visto 5 veces en mi vida, o por lo menos eso es lo que recuerdo, fueron: para la primera comunión de mi hermana, que habré tenido unos 6-7 años y eso que creo que el recuerdo que tengo es por las fotos de ese día. Para mi bachillerato, mi graduación de la universidad, mi boda y hace 9 años nos vimos unas pocas horas en Los Ángeles ya que yo estaba de tránsito por EEUU.

En los últimos años hemos tenido algún tipo de acercamiento, pero no ha funcionado, es complicado tener una relación con alguien que no conoces, que no ha estado en tu vida. Creo que fue para mi boda que tuve una plática y le pregunte porque se había ido, y lo único que me dijo fue: que ella tenía algunos problemas, que fue difícil estar en EEUU con nosotras pequeñas, y que solo ella sabe lo que sufrió, podría entender que por su juventud o cualquier cosa tomó la decisión de dejarnos pero no puedo entender porque no mantener una relación más cercana con sus hijas.

 

 

Reflexión sobre mi vida

Podría escribir sobre situaciones o conversaciones que a través de los años he tenido con Rene y Xiomara, pero realmente este post no es sobre ellos, ya que cada quien es dueño de sus propias decisiones, de su propia vida y de sus errores aunque eso conlleve afectar la vida de otros.

Si me preguntaran si el abandono afecto mi vida, diría que NO, pero si me analizo más profundamente les diría que SI, todo hijo quiere y añora estar con sus padres, saber que cuentas con ellos en todo momento, aunque en vida nunca falto la figura de un Padre y una Madre, hay momentos que siento ese vacío, la incertidumbre de no saber por qué sucedió,  de buscar como reparar una relación que nunca existió y saber que las personas que me trajeron al mundo son unos extraños para mí.

He aprendido a luchar contra los momentos de nostalgia, los recuerdos no vividos y sobre todo no dejar que el abandono afecte mi YO.

 

 

Rompiendo las cadenas, para liberar mi familia

Nunca había pensado que en mi familia existiera una cadena generacional, hasta que un amigo Sacerdote me lo dijo, en ese momento comencé a ver que era cierto, el abandono era parte de la vida de muchos de los miembros de mi familia.

A medida que fue conversando conmigo me dijo que YO era la Responsable de Romper las Cadenas, que desde hace años están en mi vida, no sé si seré realmente la responsable de romperlas, pero si estoy segura que para mí mis hijos son lo más importante en mi vida, no seré la madre perfecta pero estoy con ellos en cada momento dándoles todo mi amor, escuchando sus anécdotas, enseñándoles a ser agradecidos, a ser amorosos, a disfrutar de su niñez, a bromear y jugar con ellos, a darles besos y abrazos, y a decirles en cada momento que los amo mucho.

Share

You may also like...

Dinos lo que opinas!