Consejos para mamá,Familia y hogar

La importancia del horario y de la rutina para los niños

Cuando somos madres siempre buscamos lo mejor para nuestros hijos, para que poco a poco ellos se vayan adaptando a la vida diaria. Siempre he sido de la idea que nuestros hijos tienen que tener un horario y una rutina, lo cual varía dependiendo de la edad.

En mi caso mis hijos tienen 10 y 8 años, pero desde bebé les he implementado sus horarios y rutina, cada mamá tendrá su forma de organizarse dependiendo de cada caso, en este post aprovecharé para contarle mi experiencia.

Celeste y Humberto

Cuando son Bebé

Desde que tenemos a nuestros bebés en nuestros brazos comienzan a surgir muchas dudas, miedos e inseguridades y es lo más normal de mundo, tratamos de estar lo más informada que podamos, leemos libros o buscamos en Internet, preguntamos a nuestras madres, familiares, amigas, doctores, etc., pero aunque nos cuentan sus experiencia lo más importante es hacer lo que nos dice nuestro instinto natural, con lo que nos sintamos más cómodas y lo que nos resulte con nuestros hijos.

Cuando mis hijos eran bebé tenían determinado horario y rutina, fue una suerte para mí que ellos durmieran bastante por la noche por lo que no sufrí mucho del desvelo. Algo que resultó para mí fue que en el día no los acostaba en su cuna para dormir la siesta, normalmente la hacían en el corralito, eso ayudo para que ellos diferenciaran el momento de tomar una pequeña siesta y la hora de dormir.

Celeste

Aunque sean bebés siempre hay que hablarles de lo que les vamos hacer, por ejemplo, en cuando se despierten siempre saludarlos, dando los buenos días, cuando sea la hora del baño decirles “ya te voy bañar o es hora de bañarse” nuestros bebés están alerta a lo que nosotros decimos y hacemos, y así continuamente con todo lo que haremos.

Es importante que tengan un horario fijo para su baño, sus comidas, sus siestas y principalmente para dormir. A mis hijos cuando eran bebes y aun ahora siempre me ha gustado acostarlos a dormir temprano, ya que ellos necesitan descansar bastante y además es el tiempo que tú ocupas para ti o para realizar las cosas que te quedaron pendiente del día. Una hora para que los bebés se vayan a la cama que yo implementé fue a las 7 o 7:30 pm.

Cuando viene otro bebé a casa cambiará totalmente la rutina y horario que estábamos aplicando para nuestro primer hijo, pero siempre tratemos que el cambio no sea tan drástico.

Celeste y Humberto

Cambio de horarios y rutina de acuerdo a las edades

A medida que van creciendo, los horarios van cambiando pero la rutina se mantiene, aunque puede haber alguna variación dependiendo de la edad de cada niño.

Básicamente cuando ya tiene 1 año o más se vuelven más independientes he inquietos por lo que es bueno agregar a su rutina algunos juegos, paseos, manualidades, etc.

Cuando entran al colegio habrá otro cambio, ya que tenemos que organizarnos con el tiempo que estarán en clases, además de ser un cambio súper importante para ellos ir a clases, ya que pasaron muchos años con nosotros o en casa, tenemos que buscar la forma más sencilla para que se adapten a su nueva rutina y horario.

 

Horario y Rutina de mis hijos

Como les dije anteriormente tengo una niña de 10 años Celeste y un niño de 8 años Humberto, sus horarios y rutinas por el momento son casi iguales.

De lunes a viernes, nuestro día comienza a las 6:00 a.m., por las edades ellos se alistan solos, yo estoy pendiente que lo hagan rápido y no se distraigan.

A las 6:30 a.m. están comiendo su desayuno, luego se lavan los dientes.

A las 7:00 a.m. se van a clases, Celeste sale de clases a las 3:40 p.m. y Humberto a las 12:00 p.m.

Cuando salen del colegio van a una escuelita donde les ayudan hacer las tareas por lo que ahí les dan su almuerzo y un refrigerio.

Entre las 6:00 p.m. y las 7:30 p.m. regresan a casa, inmediatamente que vienen se lavan la manos, colocan sus tareas en la mesa para que se las firme, y luego se van a bañar, cenan y tienen aproximadamente 1 a 1 ½ hora para jugar. En mi casa esta rotundamente prohibido televisión y cualquier tecnología de lunes a jueves, mis hijos tienen que usar su imaginación para jugar y divertirse esos días, pueden pintar, cantar, bailar, dibujar, jugar con la pelota, juegos de mesas, etc.

Disfrutando de una partida de Ajedrez

Entre las 8:30 y 9:00 p.m. comienzan el proceso para irse a la cama, primero lavarse los dientes, ir al baño, rezamos, le leemos cuentos o historias de la biblia, ellos oran y agradecen a Dios por el día terminado y se duermen.

Los viernes por la noche hay un cambio en la rutina, salen a jugar con sus amiguitos, luego pueden ver televisión, videojuegos, usar la tecnología y dormirse más noche, sábado y domingo son días libres, que pueden hacer lo que más les guste, siempre tratamos hacer actividades al aire libre.

Humberto jugando su deporte preferido

 

Lo más importante es conocer a nuestros hijos, cada mamá o papa pondrá el horario y rutina que les convenga mejor. Como les dije al inicio siempre hagamos caso a nuestro instinto natural.

Share

Podría interesarte...

Dinos lo que opinas!