Mi opinión de mamá sobre la aplicación PokemonGO

Mi opinión de mamá sobre la aplicación PokemonGO Previous item Tres leches Next item Los 5 mejores programas de...

Mi opinión de mamá sobre la aplicación PokemonGO

Durante semanas no he escuchado otra cosa en las redes sociales que no sea sobre la nueva aplicación de Pokemon Go. Como mama de un niño de 7 años este tema no pudo pasar desapercibido en casa y como lo imaginaba mi hijo me pregunto hace unos días que si podíamos bajar la aplicación en mi teléfono, ya que el no tiene ninguno propio. Le dije que tenia que ver de que se trataba y luego veríamos.

Honestamente no me gusta andarle prestando mi teléfono a mi hijo y fue una de las principales razones por las que dude en descargarla, pero en vista de su insistencia me puse a investigar, y una de las cosas que me gusto, es que la aplicación fue diseñada para sacar a los gamers (jugadores) de la comodidad del sofá y hacerlos mas activos; igual tampoco es tan genial porque pasan en el teléfono como zombis pero de todas forma me decidí a darle una oportunidad. Primero la use un par de días para ver de que se trataba. La verdad no es nada del otro mundo, simplemente encuentras a estos animalitos por cualquier lugar adonde vas y los atrapas.

image

El primer día que Guillermo jugo estaba súper emocionado y cada día su emoción se fue haciendo cada vez mas grande hasta llegar al grado de ansiedad. No había día que no esperara que llegara del trabajo para poder jugar con mi teléfono, y durante todo el trayecto a casa venia gritando que había atrapado a uno. Llego al punto de pedirme que me detuviera a media calle para poder atrapar quien sabe Dios que, y hasta me echo la culpa por haberlo dejado pasar. Pronto me di cuenta que se le estaba convirtiendo en una adicción, así que decidí intervenir.

Al llegar a casa le quite el teléfono y le dije que la aplicación en cuestión simplemente se iba, y pues como era de esperarse se puso a llorar y a suplicar que no lo hiciera; al final todo resulto en una muy mala experiencia. Pero al cabo de unos días cuando ya todo se había calmado, el se acerco a mi y me pidio una segunda oportunidad, me dijo que no volvaria a enojarse y que jugaría tranquilamente. Como creo en la capacidad de mi hijo de enmendar sus errores decidí dársela, pero esta vez con ciertas reglas y condiciones:

  1. Vas a jugar una sola vez a la semana
  2. No podés hacerlo sin la supervisión de mamá o papá
  3. Podes usarla siempre y cuando estemos caminando (nada de usarla en el carro)
  4. A la primera señal de enojo o ansiedad, el juego de acaba.
  5. Y como es MI teléfono, tengo el derecho de cambiar, modificar o quitar cualquier cosa de la aplicación que no me parezca adecuada para un niño de tu edad.

image

Obviamente acepto, pero lo curiosos es que, a partir de estas reglas, la aplicación cada vez se ha vuelto en algo mas relajado para el, al punto que la semana pasada ni siquiera se acordó de jugar y esta semana cuando estábamos en el parque “cazando Pokemones”, se dio la vuelta y me dijo: “Toma el teléfono mama, voy a los toboganes”, y así de simple su obsesión Pokemon se esfumo.

Entonces, basándome en toda mi experiencia con esta aplicación, me atrevo a dar una lista de pros y contras de su uso y funcionalidad desde el punto de vista parental. Aquí les queda:

fiction

1704E5AEA267824B76F460C8DDD05E9F

Share
Share